CONSEJOS ANTES DE DONAR

 

En ocasiones, empresas y personas con recursos desean dar dinero a obras o acciones que valgan la pena, que ayuden a la gente, la sociedad y al desarrollo. Con estos cinco consejos puede elegir de menor manera a quien donar.

Puede destinar recursos a una fundación que trabaje en un sector que conozca, al que pueda dar consejos sobre el uso; la trayectoria de las entidades es algo clave a tener en cuenta; el alcance geográfico que tiene la fundación, usted puede verificar donde y como se usa su dinero, si así lo desea; estudie los estatutos de la organización, sepa sus valores, objetivos, etc.

 

Pida a las entidades de vigilancia gubernamentales los informes.

Los problemas sociales son el pan de cada día en las comunidades de cualquier parte del mundo, y para hacer frente a esto, las fundaciones trabajan con el objetivo de intervenir y aportar en las crisis de salud, educación, religiosas y hasta políticas.

En el desarrollo de sus labores buscan un músculo financiero que les ayude a llevar a cabo sus funciones, y que comúnmente proviene del sector privado. No solo porque este puede tener alivios tributarios al contribuir con las fundaciones, sino porque también hay empresas que tienen su propia institución dedicada al área de la responsabilidad.

Según analistas, la mejor manera de realizar donaciones que terminen ayudando a fines sociales, es que las entidades tengan relación con el sector al que pertenece la empresa interesada. También que revisen trayectoria, transparencia en el manejo de recursos, cobertura geográfica, y que sea vigilada por autoridades. A la lista se suma estudiar los estatutos de constitución.

 

 

 

RELACIÓN CON EL SECTOR

“Lo primero que se debe tener en cuenta es que haya una relación con el sector donde está”, comentó Álvaro  Urquijo, director de Qualitas T&T, así se puede generar unión entre el empresario y la fundación, pues sabrá que el trabajo que realiza esa entidad está bajo el marco de su industria.

Por ejemplo, si el donante tiene activos en educación, sabe que tiene la experiencia para sugerir decisiones sobre cómo destinar los recursos y que estos tengan influencia.

 

 

ESTUDIAR LOS ESTATUTOS

“Así como conocer la hoja de vida de una fundación se puede hacer con los reportes de historia operativa, también se puede detallar su verdadero origen con los estatutos de constitución, estos son documentos que cualquiera puede revisar en la cámara de comercio de su ciudad”

Este es un proceso que busca conocer de primera mano cuáles fueron los motivos que llevaron a los gerentes de las fundaciones a conformar la entidad sin ánimo de lucro, pero el valor agregado con estos documentos, es que quienes quieran apadrinar, sabrán cuáles son las tareas que dice realizar ese organismo y así estar o no, de acuerdo con las actividades.

Los estatutos son documentos detallados que no se pueden cambiar desde la apertura, y sellados por notaría, por lo que también son garantía.

 

 

HAY ENTIDADES EN TODOS LOS SECTORES

No hay un objeto social que la norma establezca cuál es el tipo de fundación que se puede apadrinar, técnicamente toda organización que cumpla con la figura de “sin ánimo de lucro”, que opere en el territorio nacional y garantice su trabajo en la comunidad es opción para los patrocinios. En un estudio publicado por Fundamonitor se encontró que en Colombia las entidades sociales (aquellas que trabajan con personas de alto riesgo), son las fundaciones más comunes, luego siguen las dedicadas a la educación, religiosas, deportivas y políticas, estas últimas son escas según el informe.

 

 

 

VIGILANCIA A FUNDACIONES

Cuando una fundación se constituye, la cámara de comercio de la ciudad donde se registró le exige el nombre de una autoridad que la vigile, tradicionalmente son las alcaldías locales, gobernaciones departamentales o hasta el ministerio del interior.

Así que el donante puede pedir los registros de vigilancia de estas autoridades para conocer los reportes del comportamiento fiscal y operacional. Esta medida se hace especialmente para saber a quién acudir en segunda instancia, si el empresario necesita otro visto bueno de las actividades que la fundación dice realizar.

“conocer quién vigila a la entidad que estoy acompañando, me da la seguridad como empresario de tener tranquilidad en que hay más ojos sobre esa fundación”, señaló el experto en administración y gerencia, Julián Barrera Laverde.

 

 

COBERTURA GEOGRÁFICA

Las fundaciones, al igual que las empresas, se establecen desde su origen en una ciudad, pero con el tiempo tienen permisos para abrir la brecha de lugares donde operan.

“Una fundación con mayor cobertura en el país, genera la satisfacción de que el capital donado puede servir para varias zonas, sin embargo, en este tipo de instituciones lo ideal es monitorear con un contador por qué es más difícil hacer seguimiento de dónde se están realizando trabajos con el dinero de la empresa que apadrina”

 

TRAYECTORIA DE LA FUNDACIÓN

Según reportes de Fundamonitor, en Colombia, 960 fundaciones tienen historia de 30 años de operaciones. Esto, sin duda, genera más credibilidad de la organización al igual que hace más fácil examinar los trabajos que ha realizado.

La ley exige que las fundaciones presenten reportes de manejo de dineros, por lo cual ente más sea el historial de actividad de la entidad a patrocinar, es más fácil conocer el manejo que se le ha dado a los patrocinios que han recibido. El donante puede pedir balances, libros de cálculo y resultados tangibles anteriores.

Sin embargo, actualmente surgen nuevas necesidades que las fundaciones más antiguas en nuestro país no han logrado abarcar, por ello es importante estudiar el objeto social de las nuevas fundaciones y el trabajo que estas están desarrollando.

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean

Dirección Central - América latina